"Él DARÁ SENTIDO Y ESPERANZA A TU VIDA. ¡NO LO DUDES!"

"Él DARÁ SENTIDO Y ESPERANZA A TU VIDA. ¡NO LO DUDES!"

jueves, 18 de mayo de 2017

Solicitamos corazones maravillosos, buscamos valientes.


Tener la valentía de denunciar hechos de discriminación, si se dieran, sería la misión de alumn@s valientes, vosotr@s, al estilo de Jesús y de los profetas del Evangelio que siempre apostaban por los débiles, por los más desfavorecidos.


A partir de la conocida campaña mediática de Mediaset contra el acoso escolar y la difusión de la canción de El Langui llamada “Se buscan valientes”, analizamos la letra de la canción, sacamos conclusiones, inventamos lemas en clase contra el acosoy sobre todo, intentamos crear conciencia para tener un corazón bondadoso, alerta al sufrimiento ajeno y capaz de detectar síntomas de tristeza, situaciones de aislamiento y baja autoestima de alumnos/as que se sientan acosados, marginados.




SE BUSCAN VALIENTES (El Langui)


Se buscan valientes que expresen lo que sienten 
Se buscan valientes que apoyen y defiendan al débil 
Tu eres importante, tu sabes lo que pasa no mires a otro lado 
No le tengas miedo al malo. 


Se buscan valientes que ayuden y se enfrenten a Darth Vader 
Y a algún gamberro más que con abuso siempre van 
Achanta bravucón y presta atención a la lección 


Pasa ya la hoja que te quedas atrás 
El respeto en esta página yo ya subrayé 
Que la mochila si no hay libros no te debe pesar 
Se valiente y no permitas lo que viste ayer. 


Si hay alguien que se siente solo 
Si hay alguien que han dejado apartado 
Ponte en su lugar ¡yo ya estoy a su lado! 
Tú ponte en su lugar y el bravucón achantado.”


Con este Rap reinventamos la palabra “Valientes”, a partir de ahora valientes serán aquellos testigos que cuando vean una situación injusta, una realidad de acoso o de abuso, no mirarán hacia otro lado, no le reirán las gracias al más popular, ni tampoco querrán formar parte de un grupo de personas que se hace fuerte faltando el respeto al débil. No, a partir de ahora todos somos importantes, todos podemos tomar parte en esta situación y optar por ponernos al lado del que está solo y humillado. Somos valientes cuando damos la cara ante una situación de injusticia y nos posicionamos junto con el más débil y expresamos nuestras emociones, porque la fuerza del valiente no está en nuestros brazos, ni en nuestros puños, la fuerza del valiente está en el corazón.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Rap contra el acoso, rap por la amistad.

Apostamos por la convivencia, por la alegría,por el Evangelio del Amor.

A través de este rap emotivo y sentido,compuesto por un adolescente que sufrió acoso, y que, gracias a sus valores, familia y amigos, fue capaz de superarlo, analizamos en el aula las consecuencias del acoso, la acción de denunciar y, a través de la actuación del chico como cantautor, contando su historia personal de sufrimiento, frustración, discriminación, la difusión del mensaje de superación personal al mundo, ayudando a posibles víctimas.



domingo, 15 de mayo de 2016

Reflexionamos sobre la música y valores evangélicos.

Vamos a intentar reflexionar sobre estas frases relacionadas con la experiencia mística y trascendental que implica. Hacemos una lluvia de ideas. Atentos, que la aventura va a comenzar.






Nos informaremos un poco de quiénes son los autores de estas frases y cómo determinaron sus actitudes ante la vida, ante los demás.

A partir de esta imagen, crea tú una frase completando esta: "La música es una ventana abierta al......................................................................................................................".

lunes, 1 de febrero de 2016

Apoyamos Educación y Salud en África, nuestros proyectos del 2016.


 Los proyectos solidarios de Manos Unidas en los que participamos desde Olvera, apoyando los de la diócesis de Jerez, son, entre otros, estos que nos parecen muy importantes, relacionados con dos aspectos decisivos para la vida y la dignidad del ser humano: la educación y la sanidad en África. Los detallamos a continuación.

  COSTA DE MARFIL

ADQUISICIÓN DE UN VEHÍCULO PARA CENTRO DE SALUD.
 Marandallah situada en el Noreste de Costa de Marfil/ Golfo de Guinea, África Occidental, a 600 km. de la capital Abidjan. Agricultura de subsistencia cultivo de arroz, anacardo y algodón. Ausencia de carreteras y medios de transporte, la población vive sumida en la ignorancia y tradiciones ancestrales. Existe mucha mortalidad materno infantil.
Analfabetismo muy elevado. Los misioneros de la Consolata, instalados desde 2002, regentan un centro de salud y actividades para la prevención de VIH (Sida).


Solicitan a MANOS UNIDAS su colaboración para la adquisición de un vehículo que les facilite su trabajo. La congregación aportará el pago de impuestos, matriculación, seguro y mantenimiento del vehículo.
Importe del proyecto: 34.909.-€
Al frente del proyecto: Fr. Mangala Bruno Tshetshe (Misionero de la Consolata)
BENEFICIARIOS/AS MÁS DE 33.000 PERSONAS.



GHANA
CONSTRUCCIÓN DE UN BLOQUE DE AULAS EN EDUCACIÓN SECUNDARIA.

 GBLEDI-CHEBI, aldea perteneciente a la Diócesis de Ho a 204 Km de Acra, la capital de Ghana. Los habitantes se dedican a la agricultura y crían ovejas y pollos para alimentar a las familias y al comercio en pequeña escala. Las autoridades locales y la Unidad Católica de Ho les dan mucha importancia a la educación. El mayor problema es la falta de aulas para secundaria, así como la falta de instalaciones sanitarias. La escuela de Primaria existente fue construida por MANOS UNIDAS y actualmente acoge a 312 niños. 
 La escuela de Secundaria está en un estado lamentable. La comunidad entera está involucrada en este proyecto y por ello nos solicitan ayuda para construir y equipar un bloque de 4 aulas y seis letrinas. La Comunidad ha donado el terreno. Los artesanos, pintores y albañiles trabajarán codo con codo con los técnicos del proyecto.
Importe del proyecto: 75.966.- €
Al frente del proyecto: Mr. VictorAnlovi (Gbledi-Chebi, profesor de J.S. School)
BENEFICIARIOS/AS más de 1.500 personas, entre alumnos y familias.

jueves, 12 de noviembre de 2015

El águila que olvidó volar.


Este relato nos invita a volar sin miedos, a disfrutar de la belleza de lo creado, a confiar en nuestras posibilidades y a desarrollar los dones que Dios nos ha dado. En definitiva, a seguir a Jesús en la figura de ese naturalista que confía en nosotros y que nos levanta pese a nuestras caídas.

Érase una vez un hombre que caminaba por el bosque, encontró un aguilucho, se lo llevó a su casa y lo puso en su corral, donde pronto aprendió a comer la misma comida que los pollos y a conducirse como estos.
Un día un naturalista que pasaba por allí, le preguntó al propietario por qué razón un águila, el rey de las aves y los pájaros, tenía que permanecer encerrado en el corral con los pollos y gallinas.
Como le he dado la misma comida que a ellos, y le he enseñado a ser como un pollo, nunca ha aprendido a volar, respondió el propietario; se conduce como los pollos y por tanto no es un águila sino más bien una gallina.
Sin embargo, insistió el naturalista, tiene corazón de águila, y con toda seguridad se le puede enseñar a volar.
Después de discutir un poco más, los dos hombres convinieron en averiguar si era posible que el águila volara. El naturalista le cogió en sus brazos, suavemente y le dijo “ TÚ PERTENECES AL CIELO, NO A LA TIERRA, ABRE LAS ALAS Y VUELA”. El águila sin embargo estaba confusa: no sabía qué era y, al ver a los pollos comiendo, saltó y se reunió con ellos de nuevo.


Sin desanimarse, al día siguiente, el naturalista llevó al águila al tejado de la casa y la animó diciéndole: “ERES UNA ÁGUILA, ABRE LAS ALAS Y VUELA “; pero el águila tenía miedo de su yo y del mundo desconocido y saltó otra vez en busca de la comida de los pollos y gallinas.
El naturalista se levantó temprano al tercer día, sacó el águila del corral y la llevó a una montaña. Una vez allí, alzó al rey de las aves y la animó diciéndole “ERES UN ÁGUILA Y PERTENECES AL CIELO, AHORA ABRE LAS AVES Y VUELA “.
El águila miro alrededor, hacia el corral y hacia arriba, al cielo. Pero siguió sin volar. Entonces el naturalista la levantó directamente hacía el sol; el águila empezó a templar y abrió lentamente las alas y finalmente, con un gesto triunfante, voló, alejándose hacia el cielo.


Es posible que el águila recuerde todavía a los pollos con nostalgia; hasta es posible que de cuando en cuando vuelva a visitar el corral. Pero nunca vivió mas vida de pollo.
Siempre fue un águila, pese a que fue mantenida y domesticada como una gallina.
¡Pensemos unos minutos y contestémonos!
¿CUÁLES SON LOS COMPORTAMIENTOS QUE ME IMPIDEN SER ÁGUILA? ¿QUÉ NOS IMPIDE CRECER, QUE NOS DIFICULTA EL VUELO?



domingo, 21 de junio de 2015

El mejor compañero imaginable.

Preciosa historia de ética cristiana, de autor desconocido, recogida en el libro de Rosario Gómez, “Cuentos con Alma”.
Dos hombres, ambos seriamente enfermos, ocupaban la misma habitacion de un hospital.
A uno de ellos se le permitía sentarse en su cama por una hora cada tarde para ayudar a drenar los fluidos de sus pulmones. Su cama estaba junto a la única ventana del cuarto.
El otro hombre debía permanecer todo el tiempo en su cama tendido sobre su espalda.
Los hombres hablaban por horas y horas. Hablaban acerca de sus esposas y familias, de sus hogares, sus trabajos, su servicio militar, de cuando ellos han estado de vacaciones, etc.




Y cada tarde, en la cama cerca de la ventana, el hombre que podía sentarse se pasaba el tiempo describiéndole a su compañero de cuarto las cosas que él podía ver desde allí.
El hombre, en la otra cama, comenzaba a vivir, en esos pequeños espacios de una hora, como si su mundo se agrandara y reviviera, en esos momentos, toda la actividad y el color del mundo exterior. Se divisaba desde la ventana un hermoso lago, cisnes, personas nadando y niños jugando con sus pequeños barcos de papel. Jóvenes enamorados caminaban abrazados entre flores de todos los colores del arcoiris. Grandes y viejos árboles adornaban el paisaje y una ligera vista del horizante, en la ciudad, podía divisarse a la distancia.



Como el hombre en la ventana describía todo esto con exquisitez de detalles, el hombre de la otra cama podía cerrar sus ojos e imaginar tan pintorescas escenas.
Una cálida tarde de verano, el hombre de la ventana le describió un desfile que pasaba por ahí. A pesar de que el hombre no podía escuchar a la banda, él podía ver todo en su mente, pues el caballero de la ventana le representaba todo con palabras muy descriptivas desde el punto de vista estético. Días y semanas pasaron.




Un día la enfermera de la mañana llegó a la habitación para controlar la temperatura corporal, como cada día y descubre el cuerpo sin vida del hombre de la ventana, había muerto tranquilamente en la noche mientras dormía. Ella se entristeció mucho, su compañero todavía más, recordando los buenos momentos compartidos.




Tan pronto como creyó conveniente, el otro hombre preguntó si podía ser trasladado cerca de la ventana.
La enfermera estaba feliz de realizar el cambio, luego de estar segura de que estaba confortable, ella le dejó solo.
Lenta y dolorosamente se incorporó apoyado en uno de sus codos para tener su primera visión del mundo exterior.




Finalmente, iba a tener la dicha de verlo por si mismo, se estiró para, lentamente girar su cabeza y mirar por la ventana que estaba junto a la cama. Solo había un gran muro blanco. Eso era todo..

El hombre preguntó a la enfermera que pudo haber obligado a su compañero de cuarto a describir tanta cosas maravillosas a través de la ventana. La enfermera le contestó que ese hombre era ciego y que de ninguna manera él podía ver esa pared.
Ella dijo, con mucha ternura:


__"QUIZÁS ÉL SOLAMENTE QUERÍA DARLE ÁNIMOS"_





jueves, 28 de mayo de 2015

La ternura de Kafka y la niña llorosa.


(Praga, Checoslovaquia, 1883 - Kierling, Austria, 1924) Escritor checo en lengua alemana. Nacido en el seno de una familia de comerciantes judíos, Franz Kafka se formó en un ambiente cultural alemán, y se doctoró en derecho. Pronto empezó a interesarse por la mística y la religión judías, que ejercieron sobre él una notable influencia y favorecieron su adhesión al sionismo.
Su proyecto de emigrar a Palestina se vio frustrado en 1917 al padecer los primeros síntomas de tuberculosis, que sería la causante de su muerte. A pesar de la enfermedad, de la hostilidad manifiesta de su familia hacia su vocación literaria, de sus cinco tentativas matrimoniales frustradas y de su empleo de burócrata en una compañía de seguros de Praga, Franz Kafka se dedicó intensamente a la literatura.


Su obra, que nos ha llegado en contra de su voluntad expresa, pues ordenó a su íntimo amigo y consejero literario Max Brod que, a su muerte, quemara todos sus manuscritos, constituye una de las cumbres de la literatura alemana y se cuenta entre las más influyentes e innovadoras del siglo XX.
El estallido de la Primera Guerra Mundial y el fracaso de un noviazgo en el que había depositado todas sus esperanzas señalaron el inicio de una etapa creativa prolífica. Entre 1913 y 1919 Franz Kafka escribió El proceso, La metamorfosis y La condena y publicó El chófer, que incorporaría más adelante a su novela América, En la colonia penitenciaria y el volumen de relatos Un médico rural

 

Franz Kafka, obsesivo, desilusionado con su trabajo en una empresa de seguros, y dominado por un profundo sentimiento existencialista fue capaz de mantener una breve, pero intensa amistad con una niña en los meses anteriores a su fallecimiento. También hay constancia, o por lo menos así lo expresaba Dora Diamant -quien fuera su último gran amor y quien le acompañara en sus últimos días- de que Kafka llegó a escribirle varias cartas a aquella misteriosa y casi legendaria niña.
Partiendo de dicha premisa, el escritor Jordi Sierra i Fabra ha escrito Kafka y la muñeca viajera, un maravilloso relato que mezcla fantasía y realidad de una manera magistral.


La acción arranca cuando Kafka, durante uno de sus paseos por el parque Steglitz de Berlín se encuentra con una desconsolada y llorosa niña llamada Elsi. Ante los requerimientos del escritor, Elsi le cuenta que está triste, porque su muñeca Brígida ha desaparecido y no sabe dónde buscarla. Ni corto ni perezoso, Kafka le cuenta que Brígida no está perdida, sino de viaje alrededor del mundo. Ante los atónitos ojos de Elsi, quien pregunta al autor que cómo lo sabe, Kafka le responde que él es un cartero de muñecas, especializado en llevar las cartas de las muñecas viajeras del mundo.
Como era de esperar, Elsi le pregunta si él podría traerle las cartas de su querida Brígida, siempre cuando la muñeca le mandara alguna, requerimiento que fue respondido de manera afirmativa por el escritor.
A partir de ese momento, Kafka dedicará las tres siguientes semanas de su vida a escribir toda una colección de cartas, relatando las andanzas de Brígida, la cual emulará las aventuras del mismísimo Phileas Fogg, paradigma viajero creado por el no menos genial literato Julio Verne.


Como no podía ser menos, Kafka invertirá todo su tiempo libre y sus cualidades literarias en escribir las más maravillosas y atractivas cartas para su pequeña amiga Elsi, demostrando una enorme sensibilidad para con la pequeña.
Son pequeñas obras maestras donde el escritor se pone en la piel de una intrépida muñeca que está inmersa en un viaje de descubrimientos continuos, al igual que su dueña, Elsi.
Al final, la pequeña Elsi descubrirá, gracias a los relatos de su intrépida muñeca escritos por Kafka muchos de los secretos de nuestro mundo, los cuales permanecen ocultos para los niños hasta que éstos llegan a ser mayores.
Kafka y la muñeca viajera entremezcla la propia vida del escritor nacido en Praga y considerado uno de los más importantes autores del pasado siglo XX, con la portentosa imaginación del escritor catalán Jordi Sierra i Fabra.
La novela pretende ser una reconstrucción de la mencionada y enigmática amistad entablada por Kafka y una niña alemana, a finales de 1923 y principios de 1924, rellenado así aquellos pasajes que habían quedado incompletos desde la muerte de Kafka y, posteriormente de Dora Diamant, las dos únicas personas al tanto de tal amistad, además de la desconocida niña.


Jordi Sierra i Fabra logra, con una prosa cuidada, medida y precisa la que, posiblemente, sea su mejor obra hasta la fecha,
Kafka y la muñeca viajera es una lectura recomendada para los más pequeños, pero, como ocurre con otras obras del autor, también es un placer para el lector adulto.
De ahí la tremenda validez de una obra como ésta, justamente galardonada con el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, durante el año 2007.
 Más información aquí